QUE CONOCER DE UBRIQUE


De origen romano, esta localidad emergió de la antigua ciudad de Ocuri, construida en el Salto de la Mora durante los siglos I y II d.C.

Tras los romanos les tocó el turno a las tribus musulmanas bereberes que, con su presencia en la zona, consiguen un resurgimiento económico importante debido la explotación agropecuaria que llevan a cabo y la construcción de una fortaleza llamada Cardela, en la actualidad el CASTILLO DE FÁTIMA.

La ciudad íbero romana de Ocuri o el Castillo de Fátima, son algunos de los restos de nuestro pasado, y el casco antiguo es un ejemplo de arquitectura adaptada a la montaña.

La artesanía marroquinera, aprendida de manos de los musulmanes, convertirá a la región en el centro mundial de esta técnica. Iniciada en el siglo XVIII con la instalación de las primeras fábricas, pero no es hasta el siglo XX cuando el nuevo trabajo con la piel, convierte a esta artesanía en el principal motor económico de UBRIQUE.

De entre sus edificios religiosos sobresalen la Ermita de San Antonio, de estilo barroco, los templos de nuestra señora de la O, San Juan de Letrán (en la actualidad alberga el Museo de la Historia de Ubrique), la Ermita de San Pedro, actualmente en proceso de restauración, la Ermita del Calvario o el Convento de Capuchinos.( Museo de la Piel)

Dentro de la arquitectura civil está el Ayuntamiento, la Fuente de la Plaza o la Fuente de Los Nueve Caños. También es digna de mención LA CALZADA ROMANA, en buen estado de conservación, que une las localidades de Ubrique y Benaocaz.

En la actualidad Ubrique se caracteriza por ser un pueblo eminentemente artesanal, donde sus tiendas de piel son parada obligatoria para todo el que nos visita, y su Semana Santa, junto con sus fiestas y gastronomía (gañotes), referente de los pueblos de la Sierra de Cádiz

Excursiones

Volver a página inicial